Ideas para generar espacios de guardado


Los ambientes reducidos requieren de imaginación para ordenarlos. Aquí, algunos recursos para recuperar espacios desaprovechados.
 

Un ambiente más organizado comienza por revisar los lugares de guardado y buscar nuevas formas para controlar el desorden, sin importar cuál sea su superficie. A continuación, algunas posibilidades que ayudarán a mantener el orden y la prolijidad visual.

Estantes sobre la cama. Una atractiva opción de guardado y especial para quienes gustan de la lectura. Una manera de tener libros, instrumentos musicales ocasionales o cualquier objeto decorativo con significado. Pensar en volumen en espacios pequeños propone nuevas alternativas.
 


 

Huecos en la pared. Las vigas o los caprichos de la construcción suelen dejar espacios donde no cabe un armario. Con imaginación, siempre puede transformarse con ayuda de estantes a medida. Perfecto para zapatos, bolsos y otros accesorios que no necesitan demasiado fondo.
 


 

Mesas con cajones y más. Prácticas y funcionales las mesas con cajones ofrecen una buena posibilidad para guardar cubiertos u objetos de forma permanente o transitoria. Una manera sencilla de sumar orden.


Imanes para la cocina. No se trata de los clásicos souvenires apoyados en la puerta de la heladera, sino una banda magnética que permita apoyar cuchillos u otros utensilios para cocinar.

Paneles perforados. En el lavadero, la cocina o la pieza de herramientas un panel perforado ayudará colgando aquello que está descolocado en algunos bancos o superficies planas.  
 


 

Pasillos. Es importante ver cómo pueden ser integrados a alguna habitación utilizándolos como vestidor, aprovechados como un mini lugar de trabajo o colocando allí un gran mueble (biblioteca) que sirva para múltiples funciones de guardado.
 


 

Al momento de diseñar. Los accesos con puertas corredizas ahorran muchísimo espacio, ya que el barrido (recorrido) de las puertas batientes demanda mucho lugar. Una idea práctica para aprovechar espacio en las puertas es colocar un estante encima del dintel, para ubicar allí elementos de poco uso. Aplicar la misma regla de las puertas corredizas en un placard o en vestidores o lavaderos también ahorra espacios.

Más allá de estas ideas, es recomendable tener todo acomodado y poner pocas cajas a la vista. Esto aplica tanto para la cocina, el baño o cualquier habitación. Al proyectar el lugar de guardado, hay que pensar de antemano qué artefactos y productos se utilizarán. Por ejemplo, contemplar la posibilidad de usar el espacio bajo la cama para colocar cajones, o cestos cerrados y guardar allí ropa fuera de estación o los zapatos.

 

Fuente: http://www.lavoz.com.ar/tendencias/casa-diseno


Últimas Propiedades

Departamentos

Alquiler

© 2017 - Inmobiliaria Premium - Todos los derechos reservados