¿Cómo invertir en inmuebles?


 

El ahorro generalmente se coloca en el banco a interés con el objeto de reservarlo para posteriores eventualidades, una de las cuales puede ser la inversión en bienes muebles o inmuebles. Por definición, los bienes inmuebles son aquellos que tienen una situación fija en el espacio y no pueden desplazarse
 
La primera inversión importante que se hace es comúnmente al adquirir una casa habitación propia, buscando dejar de pagar renta, habitar en ella y hacerse de un patrimonio que puede heredarse, venderse o traspasarse
 
Sea un departamento o una casa, la estrategia más común de quienes buscan invertir es usar los ahorros para pagar el enganche de un inmueble con características que lo hagan atractivo a inquilinos y que con el pago de la renta sea posible pagar completamente su adquisición
 
Sin embargo, también es posible que el ahorro permita adquirir locales comerciales, terrenos para construcción, un edificio completo para oficinas y hasta naves industriales, que resultan un buen negocio, debido la rentabilidad que ofrecen. Sin embargo, los beneficios económicos que obtengamos se verán afectados por factores como la localidad en que se encuentren, (en la ciudad, el bosque, la playa) su situación geográfica y accesibilidad (colonia, avenidas importantes y calles aledañas, zonas urbanas, rurales, turísticas) o incluso los metros cuadrados con los que cuenten
 
Por ejemplo, no es lo mismo invertir en un departamento de dos habitaciones en una colonia residencial que una casa de cuatro recámaras en la periferia de la ciudad, pues aunque ésta última tenga más espacio, su ubicación urbana podrá resultar más barata para adquirir, pero mucho menos rentable, lo que en lugar de hacer que nuestros ahorros se preserven, representaría una pérdida
 
De hecho, se calcula que un inmueble que se encuentre por encima de los 120 metros cuadrados o situado en una zona con poca densidad de población, resulta de más difícil salida que otro que se ubique en área céntrica y de menores dimensiones. Por ello es conveniente dejar claro que se trata de un negocio a largo plazo, del cual es difícil de salir y más si se tiene una situación económica complicada. 
 
Es necesario asesorarse sobre cuándo comprar, cómo financiarse y cuándo debe venderse. Adquirir el inmueble protege nuestro ahorro o lo hace rentable, pero vender un inmueble redundará en beneficios adicionales a los esperados. Cuando existen créditos hipotecarios suficientemente baratos y accesibles conviene vender, mientras que en los momentos en que los créditos empiezan a escasear es cuando puede venir una baja. Siempre resulta conveniente comprar al iniciar las alzas y vender cuando inician las bajas, tratar de especular con los inmuebles en el corto plazo resulta demasiado peligroso. 
 
Si lo que usted busca es hacer rentables sus inversiones inmobiliarias, debe asegurarse que quien lo asesora es un verdadero profesional, ya que de esto depende, en buena medida, que pueda obtener los rendimientos adecuados y correr los menores riesgos posibles. 
 
Entre las inversiones inmobiliarias importantes, están aquellas donde los inversionistas compran grandes extensiones de tierra, con la esperanza de que la ciudad vaya creciendo y una vez que hayan pasado varios años, estas tierras logren convertirse en deseables por el mercado. Otro tipo de inversiones son los fondos inmobiliarios, que permiten que tanto pequeños como grandes capitales participen de las utilidades que el mercado inmobiliario puede generar. En México es muy difícil tener acceso a este tipo de fondos, los que existen son muy pocos y todavía no contamos con una forma fiscal que promueva este tipo de inversiones. 
 
Por sofisticado que pueda ser, conviene estudiar los mercados. Ésta es la mejor manera de reconocer el tamaño del riesgo, que luego será cuantificado financieramente. Invertir en inmuebles es un buen negocio, únicamente hace falta buena asesoría y decidirse a intentarlo.
 
Fuente: finanzaspracticas.com.mx

Últimas Propiedades

Departamentos

Alquiler

© 2017 - Inmobiliaria Premium - Todos los derechos reservados